Enhorabuena por los 25, gracias por mis 6

Enhorabuena por los 25, gracias por mis 6

Enhorabuena por los 25, gracias por mis 6

Parece que era ayer cuando correteábamos por esos pasillos, cuando buscábamos un lugar al sol en el patio, cuando disfrutábamos porque un profesor no venía. Parece que era ayer cuando el IES Colonial nos abría sus puertas para que creciésemos educativamente. Desde mi propia vivencia hace dos años que dejé el centro, sin embargo, yo he vivido seis años de los 25 que esta semana cumplía el Colonial.

Recuerdo cuando llegaba, era el momento de seguir formándome, de buscar mi camino en los estudios. Sin embargo, las personas que allí trabajaban no iban a dejarme hacer eso en solitario. Iban a darme alas, me iban a enseñar a desarrollar proyectos, a presentarlos y defenderlos, a tener mis valores, a buscar algo más en la enseñanza de cada día, a ser algo más que un simple estudiante.

Al IES Colonial le debo, en parte, mi interés por el mundo del periodismo. Aquel Fuente Palabra, y esos intentos de convencer junto con Juan José Toledano, director en aquel entonces, al Ayuntamiento para que colaborásemos juntos en la reapertura de la radio.

Al IES Colonial le debo una parte de mi interés en la política y en el trabajo por cuidar un objetivo. Los años de Consejo escolar, las manifestaciones organizadas y a las que hemos asistido algunos compañeros. Defender tus valores de la mejor manera.

No solo le debo cosas, también dejé allí a personas que en su día fueron desconocidos, después pasaron a ser profesores y poco a poco me enseñaron que pueden ser buenos amigos y buenos consejeros de la vida. Cada proyecto que lanzabas, buscaban la vía para echarlo a andar. El apoyo de todos y cada uno para cada momento importante siempre tiene que ser agradecido.

Muchas veces, desde fuera de la vida escolar, se minusvalora el trabajo que algunos desempeñan. Los prejuicios, las malas ideas, nos llevan a decir cosas que luego no se reflejan. Trabajar mano a mano con ellos, día a día, te enseña que desarrollan una de las labores más importantes de la vida, enseñar. Nos enseñan a vivir, nos enseñan el temario, nos enseñan a ser personas con valores y aptitudes en el futuro.

Gracias a todos por esos seis años. Felicidades por la gran semana de actos que habéis organizado. Felicidades por el trabajo que estáis realizando, sin vuestra labor, no hubiese sido igual llegar a cumplir los objetivos que muchos estamos cumpliendo. No solo a nivel educativo, sino en lo personal, que de esa parte también tenéis un poco de culpa.

Se me olvidaba deciros que al IES Colonial, y explícitamente a Miriam García le debo la creación de este blog. Gracias por enseñarme a hacer lo que estoy haciendo. También le debo un poco a Maria José Aguilera y a Mari Ángeles Castilla, la primera me invitó a desarrollar la opinión, a buscar otras maneras de escribir, y la segunda, junto a la primera, son ese apoyo que como el que no quiere la cosa, aparece cuando más se necesita. Gracias a Juan Mesas, a Ana Larraz, a Pilar Más, a José Luis Rivas, y a todos (porque si sigo poniendo nombres la lista se alarga y mucho) y cada uno de los profesores que me han dado clase en estos 6 años, y que cada vez que paso por el centro, me dan otro consejo para seguir el camino, como hacía en clase. Gracias a una parte de mi familia, a la familia escolar. Pero antes de irme, y como me dijo en su día otra gran profesora, Vanesa Domínguez:

“Educar la mente sin educar el corazón no es educar en absoluto – Aristóteles»

Gracias por educarme con el corazón, ¡gracias por todo!

No Comments

Post A Comment